22
sep

Exención de tributación según el artículo 7.p) de la Ley del IRPF por trabajos realizados en el extranjero

 

En la actual coyuntura económica española se están produciendo multitud de trabajos realizados en el extranjero por residentes fiscales en España que pudieran estar exentos de tributación. Esta situación que empieza a ser conocida por múltiples multinacionales españolas, sigue siendo un tema desconocido para algunas de ellas y más en concreto para los trabajadores que desempeñan estos trabajos.

 

El beneficio fiscal radica en el hecho de realizar trabajos en el extranjero por el trabajador de una empresa multinacional que tiene su residencia fiscal en España. Ahora bien los requisitos que se deben reunir para tener derecho a dicha exención están recogidos en el artículo 7.p) de la Ley del IRPF y son los siguientes:

 

  1. Que dichos trabajos se realicen para una empresa o entidad no residente en España o un establecimiento permanente radicado en el extranjero en las condiciones que reglamentariamente se establezcan. En particular, cuando la entidad destinataria de los trabajos esté vinculada con la entidad empleadora del trabajador o con aquella en la que preste sus servicios, deberán cumplirse los requisitos previstos en el apartado 5 del artículo 16 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo.
  2. Que en el territorio en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la de este impuesto y no se trate de un país o territorio considerado como paraíso fiscal. Se considerará cumplido este requisito cuando el país o territorio en el que se realicen los trabajos tenga suscrito con España un convenio para evitar la doble imposición internacional que contenga cláusula de intercambio de información.

 

En resumidas cuentas el artículo viene a decir que para poder tener derecho a la exención por las retribuciones devengadas durante los días de estancia en el extranjero, con el límite de 60.100 euros se requiere que:

 

  1. Los trabajos se realicen efectivamente en el extranjero para una empresa o entidad no residente en España.
  2. Que dichos trabajos sean realizados en beneficio de la entidad no residente en España o establecimiento permanente radicado en el extranjero.
  3. En el país de destino exista un impuesto similar al IRPF (que grave los rendimientos obtenidos por los trabajadores). En este caso, el legislador, ya presupone su existencia cuando esté en vigor un Convenio para evitar la Doble Imposición entre ambos países y que incluya una cláusula de intercambio de información.

 

Cuando se cumplen estos requisitos bien se pudiera estar en la situación descrita en el artículo 7.p) de la Ley del IRPF, si bien hay que tener muy claro que de cara a su justificación la carga de la prueba de que concurren los requisitos legales exigibles, compete al sujeto pasivo, por aplicación de las reglas de la carga de la prueba, contenidas en el artículo 105 de la Ley General Tributaria.

 

Por Iñigo Pinedo, asesor financiero y contable.

 

¿Quieres asesoramiento fiscal sobre tu trabajo?

 

En COLTIA contamos con un equipo legal multidisciplinar que trabaja ofreciendo una atención personalizada y un enfoque dinámico y proactivo en la búsqueda de soluciones a sus problemas en todas las materias de ámbito fiscal. Conoce nuestros servicios pinchando aquí. Ponte en contacto con nosotros y estaremos dispuestos a ayudarte: llámanos al 942 361 312 o escríbenos a info@coltia.es

Deja un comentario